martes, 17 de abril de 2012

ETAPAS DE MADURACIÓN EN LA LECTOESCRITURA


Este documento lo tenemos en nuestro cuaderno del profesor para tener siempre presente que cada niño evoluciona de una forma diferente y que existen etapas  a la hora del aprendizaje de la escritura. Aquí os dejo el documento que tiene un enfoque constructivista que espero os sirva para “descifrar” mejor lo que escriben.



Así que no os asustéis cuando escriben KUEVA o UESO para decir CUEVA o HUESO, es que se encuentran en esa etapa y lo que debemos hacer es ayudarles y hacerles tomar conciencia de las letras que faltan.
Eso sí, siempre RESPETANDO EL RITMO DE CADA UNO/A, sin agobios.
Debemos procurar que escriban con una funcionalidad y con un significado. No se trata simplemente de copiar lo que nos escribe un adulto, sino de pensar y reflexionar sobre cómo podemos escribir aquello que queremos (qué letras son las que suenan, cuáles son las que faltan...) Más que copiar nos importa mucho más que aprendan a expresarse y que desarrollen la imaginación. Tenemos que ser conscientes que es mucho más importante “lo que escribe” que “como lo escribe” .Ahora no nos importan las faltas de ortografía, ¡ya irán avanzando y aprendiendo a escribir correctamente! Es sólo cuestión de tiempo, de paciencia, y de ver muchos libros.
Aunque nos suene raro debemos contar con que los niñ@s saben leer y escribir desde un principio, independientemente de que las personas adultas nos cueste entenderles. Debemos estimularles ofreciéndoles la posibilidad de acceder al lenguaje escrito de una forma normalizada. Y todo esto no se hace solo en la escuela, vosotros, padres y madres, tenéis un papel fundamental:

PAPEL DE LOS PADRES Y MADRES

Si a:
- Manejar mucha cantidad y variedad de material impreso: revistas, propagandas, libros, recetas, poesías, prospectos médicos, cuentos, carteles de calle,...
- Facilitar las iniciativas en las que pidan material o ayuda para escribir y leer, dibujar, pintar,...
- Leer con nuestros hij@s las producciones que hayan realizado valorando siempre positivamente su esfuerzo.
- Hablarles muy claro y correctamente.
- Aceptar las producciones de los niñ@s como su forma de comunicarse desde el momento lectoescritor en el que se encuentran y no como errores que han cometido.
- Continuar leyéndoles aunque veamos que son capaces de hacerlo por si mismos.

No a:
- Las valoraciones negativas, o bajo el punto de vista adulto, de sus producciones escritas.
- Comparar las producciones de vuestros hij@s con otr@s, siempre hay que respetar el proceso natural e individual en el que se encuentran.
- Agobiarnos con el aprendizaje de la lectoescritura y no agobiar a nuestros hij@s.



¡Ánimo y a comenzar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada